OJALA NO ME SEÑALEN Y CASTIGUEN, LOS NUEVOS INQUISIDORES DEL SIGLO XXI


 

Las actitudes gelatinosas de partidos políticos, sin estructura, sin identidad definida o propia como organización o partido político, sobre ciertos temas sensibles y de importancia nacional, están debilitando la estructura social que conocemos, que con falencias y deficiencias mantienen principios y valores que necesitan fortalecerse de una manera razonable y no mediante presiones o amenazas por criterios tendenciosos que pretenden ser los abanderados de la verdad y la razón.

Tal es el caso de las planteamientos de la Ideología de género, que poco a poco se van imponiendo en las sociedades del planeta, inoculando sus raíces en temas sensibles de nuestra vida, tal es el caso de la congresista Maritza García que por unas declaraciones “infortunadas” o mal interpretadas por esas corrientes, fue satanizada, vapuleada por expresar a su manera su visión sobre la violencia de genero.

Este sector pretende adueñarse de la razón y de la moral de toda la sociedad, pretendiendo convertir a un género humano en una especie de delgada porcelana, donde cualquier susurro puede quebrarla (el congresista Juan Sheput también lo ha manifestado con palabras similares). Satanizándose o vetando a quienes disienten de sus ideas o formas de entender sus planteamientos, creando marcadas diferencias que se podría convertir en un bumerán en lugar de encontrar la solución adecuada a tan nefasto accionar de alguno humanos en lo que respecta la violencia de genero. Se preocupan más de las formas que del fondo, y a la menor distención avasallan en coro a quien cometió el desliz de no expresarse como ellos desean.

Si realmente buscan la igualdad no solo de trato entre los géneros, “la balanza debe mantenerse en perfecto equilibrio”, cualquier sobrepeso en un lado la inclinaría, generando el desequilibrio, contrario a lo que se pretende encontrar.

Hoy existe una actitud INQUISITORIAL donde sin derecho a defensa se condena a la hoguera del desprecio y la crítica malsana, pretendiendo imponer una sola postura, NO la racionabilidad que se requiere.

Donde la tolerancia es aplastada por quienes creen tener el destino de la verdad y la moral en sus entrañas.

Donde sus interpretaciones personales inclinan la balanza tozudamente, dejando de lado el debate necesario que pueda enriquecer el tema y generar consensos o conclusiones idóneas.

No entienden que cada ser humano es único y autentico, con sus propias actitudes, defectos y virtudes, y potencialidades diferentes. Pretender convertir  a la humanidad en un producto en serie, es una aberrante y peligrosa visión.

Si se desea combatir el maltrato y abuso de género, no se le puede otorgar a un extremo de la balanza más peso del debido, porque de hacerlo se conseguirá invertir el efecto deseado, sin resolver el problema.

Actitudes que pretenden arrinconar a quien difieren o piensan diferente, convirtiéndolo en enemigos y culpables, pasible a ser condenado a una serie de adjetivos dirigidos, acusándolos homofóbicos, fascistas, sectario, racista, misógino, etc. Y por lo tanto para no ser un ser despreciable en el planeta, se debe demostrar que no es, lo que los fieles alumnos de Tomas Torquemada señalen.

Si realmente se desea combatir el abuso y maltrato de género, se debe mantener el equilibrio entre los seres humanos, sin otorgarle a nadie un gramo más que lo diferencie del resto. Tampoco se solucionara con simples leyes y castigos, sino generando conciencia y educando a todos los seres humanos sin excepción.

Utilizando el miedo o limitando la opinión de quienes difieren de ellos o no integran su círculo, lo único que conseguirán es ocultar el problema, sin resolver el origen del mismo.

Se tiene que convencer con argumentos razonables, no con amenazas, ni con presiones o posiciones.

Esta es mi apreciación… y repito: “espero no ser SEÑALADO Y CASTIGADO por los nuevos inquisidores del siglo XXI” por haberme atrevido a comentar el tema.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s