ARMANDO EL PUZLE


Voy  a teorizar un poco sobre los acontecimientos político, sociales y delincuenciales del chavismo en Venezuela, para intentar descubrir hacia qué caminos tomaran los acontecimientos. Para ello voy a intentar armar el puzle existente.

Para nadie es un secreto el cisma y lo fraccionado que está el chavismo después de la muerte de Chávez, el control político, económico e institucional se repartió entre 2 facciones: una la del legado ideológico por voluntad propia –eso dicen- de Chávez en manos del madurismo y la otra la más delictiva y dura en manos de Cabello.

Cada uno desde sus atribuciones intentaron hacerse fuerte para equilibrar el poder, pero a la sombra o mejor dicho con el beneplácito de ambos apareció otra ala de poder (una mezcla de ambas, ideológica y delincuencial) la de Tareck El Aissami.

El régimen madurista con el correr de los días, ante la incapacidad de resolución de problemas iba perdió el control y gobierno, las calles amenazaban explotar, y ante las disyuntivas de cómo enfrentarlas, ya sea con el ala dura de cabello (una parte del militarismo y de los colectivos radicales funcionan bajo su mando) o la de sus más allegados con cierto resquicio de democracia (utilizada para sus fines).

La primera prueba la tuvo con el triunfo de la oposición el 6 de diciembre cuando ganaron la Asamblea Nacional, primero amenazaron con desconocerla, pero luego bajaron el tono y la aceptaron, claro colocando todas las trabas para inutilizarla. Luego cuando la AN, se propuso el referendo revocatorio, la controlo a través de las diatribas e interpretaciones antojadizas tanto en los plazos como en su ejecutoria, basada en lo que determinaron el CNE y luego a través del TSJ.

Hasta ahí le había funcionado el sistema aplicado, pero el ala dura del chavismo le exigía endurecer sus medidas contra la oposición, por eso el madurismo para no caer en ese exceso, prefirió aliarse con la tercer ala del chavismo, el grupo que controla y dirige Tareck, para ello era necesario ciertos cambios dentro de las altas esferas del poder, y asi lo hicieron, primero  entregaron el control del país al militarismo representado por Padrino López, para frenar a Cabello y sus huestes. Los militares coparon estratégicamente funciones y cargos para estabilizar políticamente  sus bases y supuestamente resolver algunos de los graves problemas que enfrenta el país, por ello vimos generales al frente de misiones y políticas como los llamados generales del CLAP, del Pollo, etc.

Paralelamente hubieron cambios en las diferentes instituciones del estado, arrebatándoles el poder que ostentaban los seguidores de Cabello, asi su hermano José David Cabello perdió presencia en el régimen. Todo esto para facilitar el ascenso de  Tareck El Aissami como nuevo Vicepresidente del ejecutivo y hoy con amplios poderes otorgados por su benefactor Maduro, convirtiéndose este ahora protegido y aliado de Tareck. Todo esto con el visto bueno y sentencia prevaricadora del TSJ que allano el camino para que este no tuviera impedimento alguno para la toma del poder.

No cabe duda que esto se debe a una jugada dicen planificada desde hace buen tiempo por el ala de Tareck con sus filiales de Irán, quienes estuvieron por Venezuela, específicamente en Barinas ultimando sus planes. De esa hipótesis nace el controvertido manejo de pasaportes oscuros negociados con personajes del yijadismo.

Ahora que el gobierno de los EE.UU. ha sacado a la luz los oscuros negocios de Tareck, no le quedara más remedio al madurismo que enfrentar su defensa, abriéndose un brecha exterior y cuidarse las espaldas al interior contra el ala que representa Cabello, que se siente relegado.

Sin lugar a dudas, lo que sabemos hasta hoy es solo la punta de la madeja de todo lo que representa la corrupción y delictivo del régimen. Incluso me atrevería a pensar que las estrategias que tenían planeada se les puede escapar de las manos (las negociaciones con la oposición sin resultado alguno a pesar de la mediación del vaticano, para ganar tiempo y consolidar sus estrategias, pierden vigencia, me atrevo a pensar que la visita que realizaron los hermanos Rodríguez al Papa, era con la intención de ceder algo en las conversaciones del dialogo -que ya tendrían controlado, en un supuesto abandono de cargo de Maduro, reemplazado con Tareck-, ante unas eventuales elecciones.

Qué escenario se vislumbra?

Yo pondría varios: me atrevo a pensar que uno de ellos sería una encarnizada lucha al interior del chavismo por el control total del régimen. Otra seria el inicio de una guerra interna entre los carteles dominantes (los Soles y setas venezolanos de Tareck).

En extremo creo que este régimen con tal de salvaguardar lo poco que le queda sería capaz de ahondar la crisis económica, provocando una revuelta civil, y de esa manera distraer a la opinión pública nacional e internacional, ante la aparición de más y controvertidas evidencias que desnuden la precariedad de narco – estado.

Espero equivocarme, para tranquilidad de toda esta gente, que no merece seguir padeciendo el nivel de pobreza mental y económica, por culpa de esa ideología llamada revolución bolivariana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s