Una buena mala ley


Empleo-Juvenil

Hay cosas que mucha gente no entiende, ni entenderá porque su capacidad intelectual o de razonamiento es precaria (las causas de esas precariedad pueden ser muy variadas dependiendo de cada caso).

En el artículo “Una buena Mala Ley” de María Isabel León, de el Comercio 25/12/2014, se argumenta que la Constitución garantiza la igualdad entre todos los seres humanos y es cierto, eso es lo que dice la letra de esa y muchas cartas Magna, pero señores entiendan eso es LETRA MUERTA, en la práctica y realidad NO se cumple, ni se respeta la Constitución en ningún país del mundo. Lean y entiendan la Constitución, es un conjunto de buenas intenciones, pero nada más eso. Si se cumpliera a cabalidad, no existiría pobreza en el mundo, todos gozarían de beneficios de una vivienda digna, empleo asegurado, educación gratuita, no habría delincuencia, etc., porque el estado lo otorgaría y te protegería tal como lo estipulan sus artículos.

Por lo tanto la Constitución a mi modo de entender es referencial, obsoleta porque no se actualiza a los tiempos reales. Hoy en día el mundo vive en un  mundo globalizado sin la equidad justa y adecuada. Además está en manos periódicamente de ciertos gobiernos que la violan sistemáticamente según sus intereses.

Ninguna nación es una isla donde se pueda auto abastecer y sostener por sí sola, por el contrario, esa globalización, ha permitido que lo que se haga en un país, afecte a otro y así sucesivamente, estamos enlazados unos a otros.

Es injusta la diferencia entre unos y otros, pero eso es una realidad, cambiarla no es tan simple y fácil, no depende de solo unos cuantos, depende de muchos, de una nación por completo y quizás de muchas naciones más para hacerla efectiva y real.

La principal barrera u objeción son nuestras diferencias como seres humanos, un ejemplo es como nos cuesta a un pequeño grupo, ponernos de acuerdo en un determinado tema, ahora imagínense ponerse de acuerdo todo un país?

Existen las llamadas políticas de estado, que difícilmente se cumplen o se realizan porque afloran los intereses particulares o de grupo.

Volviendo al tema de la ley que promueve el Acceso al mercado laboral juvenil, desde mi entender, esa ley pretende atacar uno de los tentáculos de las taras que retienen el desarrollo de un país, este tentáculo que lo tenemos tan arraigado desde muchos años es LA INFORMALIDAD.

Estamos tan acostumbrados a ella que es parte de nuestra vida diaria. Analicemos nuestro diario vivir, la informalidad en la que vivimos, nos cuesta aceptar cualquier cambio, romper nuestros paradigmas y eso es lo que no entiende mucha gente, sobretodo quienes son los que más reclaman y protestan. Un ejemplo simple de ello es el comercio informal y ambulatorio, nos crea problema, lo entendemos y lo aceptamos porque es parte de nuestra realidad, lo mismo ocurre con el transporte público o privado, los taxis, etc.

Otro ejemplo de lo difícil que es aceptar los cambios, lo hemos vivido recientemente con el desalojo de la parada, la alcaldesa Villarán, tuvo que pagar un alto precio por tomar la decisión de acabar con esa informalidad. Así puedo precisar muchos más ejemplos de lo informales que somos.

Y en esa informalidad tenemos al empleo en general, sabemos que existe empleo formal e informal, con leyes que las han ido regulando, destrozando y adecuando, según los intereses de los gobiernos de turno.

Muchos protestantes ni siquiera han leído la ley, otros ni siquiera han entendido lo que han leído, muchos han sido manipulados, pero todos tienen algo en común, quieren justicia, igualdad, vivir mejor y como eso es un derecho lo exigen.

Pero hay algo que no entienden que su realidad es distinta a la de otros, su realidad es distinta a la aspiran. Muchos quieren vivir como se vive en otros países, pero no entienden que su realidad, cultura, hábitos, modo de ver la vida, es distinta, es otra.

Primero tenemos que cambiar nuestra forma de pensar, tener claro el objetivo y meta a la que deseamos llegar y como debemos hacer para llegar a ella.

Y en ese camino esta nuestra irresponsabilidad cívica, nuestra indiferencia y egoísmo, nuestra falta de cultura, nuestra poca voluntad para involucrarnos en temas que si nos debería interesar, como es la política nacional y no confundirla con la desprestigiada vida de los políticos.

Muchos creen que ir a votar cada 4 años es participar en la vida cívica y eso basta. Elegimos por elegir, sin preocuparnos por indagar a quien elegiremos. Nos dejamos manejar y manipular por partidos políticos informales, corruptos y en decadencia, los aceptamos como tal y les permitimos que dirijan nuestros destinos, les entregamos un cheque en blanco sin merecérselos.

Ellos son los que determinan quienes deben representarnos en el congreso y quien debe gobernar. No les exigimos, ni responsabilizamos nada, por el contrario, les permitimos que sigan guiando nuestra vida, y les volvemos a elegir con sus candidatos impuestos por ello.

Hacemos lo que siempre hemos hecho, que otros nos resuelvan el problema. Tenemos parte de culpa en lo que nos pasa.

Protestar por protestar NO BASTA, menos sin conocimiento y sin un rumbo claro, muchos quieren recibir más de lo que dan, eso no es equidad, entonces, estamos siendo justos para pedir justicia?

La ley 3942 es una Buena Mala ley, según por donde se mire, pero puede ser mejorada, para ello se requiere del aporte de todos, sobre todo buena predisposición.

Hay mucho por hacer si queremos vivir mejor, no basta el tema del empleo, hay muchos temas que requieren ser atendidos y que están relacionados, para lograr esa meta de ser país digno y justo.

Pero por algo debemos empezar. Que cada uno actué con responsabilidad, conocimiento y conciencia.

Feliz Navidad y esperanzador año venidero 2015.

Pablo Pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s