LA PSEUDA DEMOCRACIA Y LOS REGIMENES DICTATORIALES


Imagen

El sistema democrático que se practica a nivel mundial está hecho para que ese sistema se sostenga sobre pilares endebles, falsos  e hipócritas, pues favorece el poder de unos cuantos, el control disimulado de los otros poderes del estado y la complicidad entre ellos mismos, el control mediático de los medios de comunicación o la complicidad de ellos con el poder de turno , donde es imprescindible que continúe la ignorancia de los pueblos, grandes márgenes de pobreza, riesgos latentes de guerra,  necesidades de desarrollo, apariciones de nuevas enfermedades, etc. para ser ellos los defensores y solucionadores de los mismos males que ellos generan, para que así puedan manipular a los votantes cada vez que se requieran elecciones, donde aparecerán las promesas de solución de siempre, cual varita mágica tras su elección se solucionaran todos los males habidos y por haber.

Sin embargo hemos comprobado a través de la historia que las cosas siguen tan igual como cuando se aplico este sistema democrático en el orden mundial.

Se hace creer que son los gobiernos elegidos democráticamente, los que gobiernan sus naciones, cuando es muy evidente que esos gobernantes solo siguen las instrucciones o “recomendaciones” de quienes realmente gobiernan el mundo y están a la sombra,  y que son las grandes instituciones financieras  y grupos de poder , que han logrado enchufar en las grandes  organizaciones mundiales a sus ejecutores, siendo estos quienes “recomiendan” a todos los gobiernos del mundo,  las medidas a seguir, con la amenaza de excluirlos de las ayudas y créditos para que sus naciones puedan “crecer” estar fuera del orden mundial si no cumplen las exigencias que le son encomendadas.

Siendo así, es muy difícil que puedan los gobernantes operar o aplicar libremente las medidas o acciones que a su propio criterio solucionarían los problemas de sus pueblos, con mayor conocimiento de causa.

En  pocas palabras la actual democracia la denominaría: El poder oculto, tras el Poder designado.

Esta insatisfacción constante en los pueblos democráticos a dado paso pues  a su antónimo sistema de vida, el de los regímenes revolucionarios comandados por falsos lideres o caudillos que aprovechándose de las debilidades del sistema democrático ofrecen ser todo lo contrario, y prometen bajo sus medidas radicales, ser la solución y aplican sus dictaduras disfrazadas de la buena intención para sacar a sus pueblos y liberarlos del capitalismo que controlan a los llamados países democráticos.

Estos líderes, caudillistas o como quieran llamarlos, se eternizan en el poder, so pretexto de que solo ellos podrán llevar a cabo la gran transformación y llevar a sus pueblos mediante esa “revolución” a la libertad, el bienestar y justicia soñada.

Sin embargo la realidad es otra, porque también hacen lo mismo que aquellos que gobiernan en democracia, pues ellos echan mano de las mismas excusas, utilizan la pobreza, la injusticia, las desigualdades, haciendo suyos los gestos y hechos de grandes personajes de la historia como estandartes de su ideología y de su lucha, como pilares reivindicativos, para gobernar dictatoríamente, para beneficio propio,  con la promesa de paz y libertad que no se cumple nunca, formando sus cúpulas hereditarias, creadas  por ellos mismos, y que a través de los años se enquistan en el poder, ciegos de avaricia y control que les da el poder omnipotente de gobernar.

Sus fracasos son demasiado evidentes, llevando a sus pueblos a la miseria económica, generando en ellos el odio y resentimiento, sembrando siempre el latente estado de guerra, como doctrina concientizando a sus pueblos de que el capitalismo los quiere eliminar.

Pregunto yo:

Si sus ideologías son tan buenas o mejores que el llamado capitalismo, porque hasta hoy no se han consolidado, y por tienen que ser únicamente ellos, los llamados lideres o caudillos quienes tienen que llevarlo a cabo. Porque no permiten la alternancia del poder en sus regímenes, quien les ha dicho que solo ellos serán los abanderados o iluminados de ese gran cambio que ofrecen y prometen.

Está demostrado que esos líderes y caudillos sacrifican el estilo de vida de sus pueblos encerrados en la miseria, mientras ellos viven con confort y elegancia de cualquier burgués al que dicen odiar.

La historia y los hechos los han condenado al fracaso por esa obsesión y tendencia a creerse dioses y todo poderosos, arrastrando a sus pueblos al atraso y la ignorancia y muchas veces también a la muerte por guerras absurdas y sin sentido.

Volviendo al sistema democrático que impera en el mundo debo agregar, de que es hora de hacer ajustes para mejorar este sistema controlado por la clase política, cada vez mas desgastada porque también se vendió y se rindió al confort del poder.

Hoy en día, gracias a la crisis generada por la banca, han aparecidos nuevas voces reivindicativas exigiendo nuevas y acertadas medidas para solucionar las grandes deficiencias de nuestra actual democracia.

Se requiere un control sobre el poder de los gobernantes y sus operadores políticos, no se debe permitir mas el fraude electoral, el engaño de las promesas electorales que no se cumplen, mas fiscalizaciones sobre todos los poderes del estado y que sea el criterio del pueblo, el encargado de sancionar o castigar a los infractores  de la democracia, sean quienes sean, ocupen el cargo que ocupen. Para ello se deben buscar los mecanismos democráticos adecuados para ello.

Hacerles entender que los políticos son solo encargados de de turno y temporales quienes tienen que hacer cumplir lo que sus pueblos desean  y que se deben a su pueblo y no a los grupos de poder  ocultos tras el poder.

Se deben establecer POLITICAS de ESTADO, para así evitar el riesgo de eternizarse en el poder, y sea a quien le toque gobernar aplicar esas políticas de estado debidamente establecidas por su pueblo en busca del bienestar y clase de vida donde predomine la justicia, igualdad, respeto y paz.

Se deben también minimizar la cantidad de políticos en el poder o en las cámaras representativas. Evitar que en las elecciones se “cuelen” gente no deseada, a través de las listas representativas, donde gente sin trayectoria o conocimientos democráticos sean elegidos por esas benditas listas, cuyas ubicaciones en los puestos son comprados dentro de los partidos políticos.

En cada partido político deben haber primarias para elegir a un solo representante para cada región, departamento, comunidad según como corresponda.

De esta manera evitaríamos a esos enchufados o compradores de ubicación para ocupar el cargo, por el cual no han sido elegidos democráticamente.

Y solo deberían llegar a postular para las cámaras congresales, esos representantes elegidos en sus partidos políticos, donde en cada región sus pobladores los puedan conocer y elegir libremente  a quienes merezcan esa distinción.

Creo que en cada cámara congresal deberían haber a lo mucho, dos postulantes por cada región, departamento o comunidad.

Así evitaríamos llenar las cámaras con tanto político infiltrado y no elegido directamente por el pueblo, quien a su vez deberá rendir cuentas al pueblo que lo eligió.

Reformar las instituciones internacionales, rompiendo ese nexo entre el poder financiero y las políticas gubernamentales.

Estas sugerencias servirían para ir mejorando el sistema de pseuda democracia en el que vivimos para entrar paso a paso a una verdadera y autentica democracia, donde predomine la alternancia en el poder, elecciones limpias y transparencias, separaciones de poderes y respeto entre ellas, sin injerencias de ningún tipo y donde las instituciones y colegios profesionales tengan el derecho de fiscalizar que se cumplan los principios en la cual se basa toda buena democracia.

Pablo Pueblo

Callao, 05 de mayo de 2013

Anuncios

2 pensamientos en “LA PSEUDA DEMOCRACIA Y LOS REGIMENES DICTATORIALES

  1. Estoy muy de acuerdo con tu exposición sobre el tipo de gobierno que tenemos que no es otro que el establecido por el poder financiero, es decir, los que tienen dinero.
    Estamos en sus manos y lo peor de todo es que no podemos escapar de esta jaula, comemos los que ellos nos dejan, tenemos o no medicinas dependiendo del bolsillo de cada uno, y sobre todo “pan y circo”, aunque pan en su justa medida –hoy por hoy- y circo (fútbol, conciertos, etc.) en la medida que quieras.
    El ciudadano no da para más. Nuestros gobernantes lo saben y de eso se aprovechan.
    Se cree que con votar ya tenemos democracia y resulta que se ponen a gobernar para una minoría nada más. Somos más de 45 millones de españoles y sin contar con los “sin papeles” y resulta que nos gobierna un partido fascista impresentable que sólo consiguió casi 11 millones de votos y con ¡mayoría absoluta!
    No creo que estos nuevos movimientos surgidos a raíz de la crisis generada por la banca, pueda llegar más allá de un pataleo porque el sistema está profundamente arraigado y convencido que llevar a los pobres a una situación límite es la única solución, y sí, lo es, es la solución a los empresarios para que obtengan cifras innombrables en beneficios a costa del empleado. El gobierno socio y protector de estos poderes económicos mira hacia otro lado mientras nos da donde más nos duele que es vivir en la miseria y dejándonos desprotegidos totalmente.
    El partido socialista no es mejor que el partido popular, ya dio buena cuenta de ello aplicando recortes sociales en contra de sus propios ideales y modificando la constitución ambos de la mano para priorizar el déficit ante cualquier beneficio social.
    Tus sugerencias están muy bien elaboradas y dignas de ser escuchadas y de merecer un cargo público ocupado actualmente por algún político subnormal que sólo sabe despreciar y aprovecharse de quien le está pagando.

    Gracias por hacerme partícipe de tus pensamientos.

    Un cordial saludo
    Liliana

    Me gusta

    • Gracias Liliana por compartir este concepto, creo que si todos tuvieramos conciencia de lo que hacemos, de nuestras obligaciones y responsabilidades, tendriamos una mejor sociedad, si nos involucraramos en politica con propiedad y responsabilidad, tendriamos mejores politicos.
      Creo que nuestra obligacion actual es compartir y difundir estos conceptos para hacer causa comun y generar una nueva sociedad con principios y valores.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s