¿EVOLUCIONARA LA TAUROMAQUIA?


¿La fiesta de la tauromaquia es arte?
¿Es cultural?
¿Es tradición?
¿Es popular?
¿Son todas ellas una misma expresión?

La verdad no sabría como denominarla, esa tarea se la dejo a personas mas entendidas, que si podrían darle el real valor y denominación que se merece esta actividad, que remonta su practica desde la edad de bronce, tomando auge en la Roma Antigua como practica de sus circos romanos, con unos animales parecidos al toro, llamados Uros.

En la edad media también se dio énfasis a este tipo de espectáculos. Pero es a partir del siglo XVII donde se afianza el estilo del toreo, tal y como lo conocemos hoy en día. Aquí se practica ya el toreo a pie, -los nobles lo hacían a caballo- estableciéndole una estructura a las corridas de toros.

De esta practica salieron a la luz grandes y notables matadores a través de la toda la historia, quizás el mas popular, emblemático y recordado sea “Manolete”.
Este ejercicio de la lidia del toro, pone en evidencia el valor, coraje, arrojo y estilo del torero, también la bravura y casta del noble animal. Ambos personajes son quienes le dan vida a esta fiesta taurina.
Su practica se realiza en diferentes partes del mundo, donde muchas personas están a favor, pero también hay quienes están en contra, cada quien expone sus valederas razones y sus respectivos sustentos. De ahí la gran polémica de ser admirada o criticada.

Pero también es bien cierto que esta fiesta ha perdurado a través de los años. Por ello considero importante la inquietud planteada inicialmente en el titulo de este artículo.

El Toreo se ha mantenido a través de los años igual, sin alterar mucho su práctica. ¿Por ello debe ser considerado tradicional?

El arte como expresión artística a través de la historia ha evolucionado notablemente en cualquiera de sus manifestaciones. Pregunto: ¿La fiesta taurina es entonces Artística?

Se dice que es interesante y atractiva, esta practica taurina, porque se ponen de manifiesto el enfrentamiento del hombre y la bestia, haciendo gala de arrojo, valentía y bravura, exponiendo la vida ambos en este duelo.

Por si mismo esta practica es sangrienta tanto para el hombre como para el animal, y siempre lo ha sido. He allí la cuestión de quienes están de acuerdo con su práctica y quienes están en su contra.
¿Debería mantenerse así para respetar la tradicionalidad de esta fiesta?

Esto ha generado la formación de grupos antitaurinos por la expresión sangrienta demostrada, saliendo en defensa del animal por la forma como se le maltrata hasta su muerte.
Aquí debería agregar que el torero también se juega la vida en cada corrida.

Por eso quiero poner en consideración del público la siguiente sugerencia:

Hoy en día el ser humano como pueblo civilizado ha madurado tanto en valores, en criterio y sobre todo en más tolerancia, por lo tanto creo que merecemos impulsar un cambio a esta actividad quitándole lo sangriento, brindando en consecuencia seguridad a los actores y elevando el interés por el espectáculo.

¿De que manera? Sugiero esta:

Con el avance tecnológico obtenido hoy en día, estoy seguro que podríamos colocar en el lomo del animal una lámina electrónica adherida, “una de especie de tiro al blanco”, con sensores, donde las banderillas tradicionales se reemplazarían con banderillas adhesivas, el cual marcaría su posición y el grado de efectividad, otorgándole al banderillero los puntos respectivos.
El matador seguiría dando muestras de su arte, estilo y coraje con el capote y la muleta, el cual será valorado por el público como siempre.

La espada para la estocada final seria reemplazada con una espada similar al de las banderillas con un sensor y al hacer contacto con el lomo del toro, dependiendo de su colocación, indicaría su eficacia y potencia en la acción.

Al animal astado se le podría cortar parte del cuerno o ponerle una especie de tapón para reducir el riesgo de una cornada al matador y a los banderilleros.
Todo esto es aplicable también al Rejoneo como parte integrante de la fiesta taurina.

Considero que todo esto se podría aplicar hoy en día, evitando así el espectáculo sangriento y el riesgo mortal que implica la fiesta del toreo, permitiéndonos seguir gozando de este espectáculo sanamente, evitando compararlo con el otrora circo romano, sinónimo de sangre y muerte, ávido de un publico insensible y decadente.

Los seres humanos estamos obligados al cambio para nuestra sobrevivencia, a través de la historia así lo hemos hecho, y esto nos ha permitido evolucionar y desarrollar.

¿Por qué la fiesta taurina no puede cambiar o no puede evolucionar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s